Reflexiones. Friedrich Nietzsche

Lo que nosotros sabemos de nosotros mismos y conservamos en la memoria no es tan decisivo como se cree para la felicidad de nuestra vida. Un día nos cae encima lo que «otros» saben (o creen saber) de nosotros – y entonces nos damos cuenta de que eso tiene más poder. Nos resulta más fácil arreglárnosla con nuestra mala conciencia que con nuestra mala reputación.

Friedrich Nietzsche

(A través de «Calle del Orco»)

Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s