Archivo de la etiqueta: Natalia Ginzburg

Los interlocutores del escritor, Natalia Ginzburg

Quien escribe corre dos peligros: el peligro de ser demasiado bueno y tolerante para consigo mismo, y el peligro de despreciarse. Cuando se desea demasiado bien para sí mismo, cuando se siente llen… Origen: Los interlocutores del escritor, Natalia Ginzburg … Seguir leyendo

Publicado en El oficio de creador | Etiquetado | Deja un comentario

Yo escribo sólo para comunicarme. Natalia Ginzburg

Yo escribo sólo para comunicarme. El mundo se ha transformado en algo incomprensible. Ya vimos la estupefacción de Sartre, Kafka, Camus, frente al absurdo del mundo. No intento entenderlo. Solamente describirlo. Natalia Ginzburg

Publicado en El oficio de creador | Etiquetado | Deja un comentario

Entrada en la adolescencia

Entramos en la adolescencia cuando las palabras que se cambian los adultos entre sí se nos hacen inteligibles; inteligibles, pero sin importancia para nosotros, porque nos ha llegado a ser indiferente el que en nuestra casa reine o no la … Seguir leyendo

Publicado en Colección de textos literarios o no | Etiquetado | Deja un comentario

Reflexiones. Natalia Ginzburg

Existe una cierta uniformidad monótona en los destinos de los hombres. Nuestras existencias se desarrollan según leyes antiguas e inmutables, según una cadencia propia, uniforme y antigua. Los sueños no se hacen nunca realidad, y en cuanto los vemos rotos, … Seguir leyendo

Publicado en Reflexiones | Etiquetado | Deja un comentario

Los peligros de quien escribe

Quien escribe corre dos peligros: el peligro de ser demasiado bueno y tolerante para consigo mismo, y el peligro de despreciarse. Cuando se desea demasiado bien para sí mismo, cuando se siente lleno de simpatía por todo lo que piensa … Seguir leyendo

Publicado en El oficio de creador | Etiquetado | 1 Comentario

Escribir algo en serio

…he descubierto que uno se cansa cuando escribe algo en serio. Es mala señal si uno no se cansa. Uno no puede esperar escribir algo en serio así a la ligera, como con una mano solo, alegremente, sin molestarse apenas. … Seguir leyendo

Publicado en El oficio de creador | Etiquetado | Deja un comentario

Natalia Ginzburg, mi oficio

He descubierto que uno se cansa cuando escribe algo en serio. Es mala señal si uno no se cansa. Uno no puede esperar escribir algo en serio así a la ligera, como con una mano solo, alegremente, sin molestarse apenas. … Seguir leyendo

Publicado en El oficio de creador | Etiquetado | Deja un comentario