Archivo de la etiqueta: Galeano

Somos libres. Eduardo Galeano

Somos libres de inventarnos a nosotros mismos. Somos libres de ser lo que se nos ocurra ser. El destino es un espacio abierto y para llenarlo como se debe hay que pelear a brazo partido contra el quieto mundo de … Seguir leyendo

Publicado en Reflexión | Etiquetado | Deja un comentario

Un mar de fueguitos, Eduardo Galeano

Un hombre del pueblo de Negua, en la costa de Colombia, pudo subir al alto cielo. A la vuelta, contó. Dijo que había contemplado, desde allá arriba, la vida humana. Y dijo que somos un mar de fueguitos. -El mundo … Seguir leyendo

Publicado en Colección de textos literarios o no | Etiquetado | Deja un comentario

Vídeo. Eduardo Galeano ¿Para qué sirve la utopía?

Vídeo | Publicado el por | Etiquetado , | Deja un comentario

La mar, Eduardo Galeano

Diego no conocía la mar. El padre, Santiago Kovadloff, lo llevó a descubrirla. Viajaron al sur. Ella, la mar, estaba más allá de los médanos, esperando. Cuando el niño y su padre alcanzaron por fin aquellas cumbres de arena, después … Seguir leyendo

Publicado en Colección de textos literarios o no | Etiquetado | Deja un comentario

Un mar de fueguitos, Eduardo Galeano

Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia, pudo subir al alto cielo. A la vuelta, contó. Dijo que había contemplado, desde allá arriba, la vida humana. Y dijo que somos un mar de fueguitos. —El mundo … Seguir leyendo

Publicado en Colección de textos literarios o no | Etiquetado | 1 Comentario

Quien escribe, teje

Quien escribe, teje. Texto proviene del latín, “textum” que significa tejido. Con hilos de palabras vamos diciendo, con hilos de tiempo vamos viviendo. Los textos son como nosotros: tejidos que andan. Eduardo Galeano

Publicado en El oficio de creador | Etiquetado , | Deja un comentario

Galeano. Los libros

Cuando los libros están de veras vivos, respiran; y uno se los pone al oído y les siente la respiración y sus palabras son contagiosas, peligrosamente, cariñosamente contagiosas… Eduardo Galeano

Publicado en De libros, bibliotecas,..., El oficio de lector | Etiquetado | Deja un comentario