Experiencia dolorosa del poeta

La experiencia más dolorosa para un poeta es descubrir que uno de sus poemas, del que sabe que es una falsificación, le ha gustado al público y se ha abierto paso en las antologías. Hasta donde sabe, el poema es bueno, pero ése no es el asunto: él jamás debió haberlo escrito.

W. H. Auden

W. H. Auden. El arte de leer

Esta entrada fue publicada en El oficio de creador y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s