La monja a la que se le quedó un trozo de hilo dental entre dos muelas, Kurt Vonnegut

Kurt Vonnegut: Los mejores argumentos son siempre bromas fantásticas que la gente se cree una y otra vez. Entrevistador: ¿Puede dar un ejemplo? K.V.: La novela gótica. Se publican docenas de cosas …

Origen: La monja a la que se le quedó un trozo de hilo dental entre dos muelas, Kurt Vonnegut – Calle del Orco

Esta entrada fue publicada en Literatura y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s