Graham Greene

P.: No terminamos de entender por qué considera usted tan importante que un novelista reconozca sus propias obsesiones.

R.: Porque, si no es así, el novelista tiene que depender enteramente de su talento, y el talento, por muy grande que sea, no puede sostenerlo todo, mientras que una pasión dominante, como ya hemos visto, es capaz de conferir a toda una serie de novelas la unidad de un sistema.

P.: ¿Se ve mucho con sus colegas escritores

R.: No mucho, no son mi materia prima. Unos cuantos son buenos amigos, pero, ya sabe, pasar demasiado tiempo en compañía de otros escritores es prácticamente una forma de onanismo.

Graham Greene
Esta entrada fue publicada en El oficio de creador y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s