Reflexión. Adam Zagajewski

Los geniales artistas de mi época -a decir verdad, pertenecientes a la generación de mi abuelo más que a la generación de mi padre- se condujeron de modo tal como si quisieran destruir los géneros artísticos por ellos cultivados. Picasso intenta destruir la pintura; Stravinski, la música; Joyce, la novela; se comportaban como si la historia hubiera llegado a su fin, como si las siguientes generaciones hubieran de ser aniquiladas, como si quisieran privar a las generaciones futuras de la alegría de pintar, de componer, de pensar y de escribir.

Adam Zagajewski

Esta entrada fue publicada en Arte, Reflexión y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s