Marieke Lucas Rijneveld gana el Booker Internacional

La joven revelación de la literatura neerlandesa recibe el premio por ‘La inquietud de la noche’

En tiempos de coronavirus, la joven revelación neerlandesa Marieke Lucas Rijneveld acaba de recibir en formato virtual el premio Man Booker Internacional por su novela de debut The Discomfort of Evening (La inquietud de la noche, en español, editada por Temas de hoy), una historia de crecimiento y supervivencia que le ha convertido en estrella de la nueva literatura de los Países Bajos. Los nombres de dos escritoras en lengua española, la mexicana Fernanda Melchor y la argentina Gabriela Cabezón Cámara, figuraban en la lista de seis finalistas al galardón más prestigioso que el Reino Unido consagra a obras de ficción traducidas al inglés.

Rijneveld, de 29 años, se repartirá a partes iguales con su traductora, Michele Hutchinson, la dotación de 50.000 libras (unos 56.000 euros) de este premio, que en los últimos años ha decidido centrarse en el reconocimiento de un libro en concreto y no en el cuerpo de trabajo de un autor internacional, como había ocurrido en sus primeras ediciones. El nombre de la pareja de vencedores fue revelado a última hora de la tarde y vía online, después de que la gala de Londres inicialmente prevista para el 19 de mayo tuviera que ser pospuesta y readaptada a los nuevos parámetros que impone la covid-19.

Hermano del Man Booker destinado a obras originalmente escritas en inglés, el Booker Internacional quiere reivindicar no sólo los libros de escritores extranjeros trasladados a la lengua de Shakespeare, sino también la labor de los traductores que hacen posible su difusión en el mundo editorial anglosajón. Un trabajo laborioso que, amén de su dificultad intrínseca, puede toparse con otro tipo de trabas en países con dudosas credenciales democráticas. Ese ha sido el caso del título finalista firmado por la iraní exiliada en Australia Shokoofeh Azar, The Enlightenment of the Greengage Tree, el relato del fantasma de una niña de 13 años obligada a abandonar su hogar tras la revolución islámica de 1979. El traductor o traductora de la novela del farsi al inglés ha tenido que salvaguardar su nombre en la lista de finalistas del Booker bajo el anonimato.

El personaje físicamente andrógino de Marieke Lucas Rijmeveld usa para sí pronombres neutros que eluden a “él” o “ella”. La novela que le ha procurado el Booker Internacional, tras convertirse en superventas en su tierra natal, parte de la historia de una chica cuyo hermano ha muerto en accidente y de sus esfuerzos a la hora de encarar esa ausencia, carente de recursos y abrumada por el peso de una religión opresiva y omnipresente.

Su trabajo se ha impuesto a los de las citadas Melchor, Cabezón Cámara y Azar, además de al alemán Daniel Kehlman y la japonesa Yoko Ogoma. La obra finalista de esta última autora, The Memory Police, presentaba la particularidad de haber sido publicada por primera vez hace ya dos décadas y media, pero solo recientemente ha sido accesible a los lectores anglosajones y, por tanto, susceptible de ingresar la prestigiosa lista del Booker.

El País (26 de agosto de 2020)

Marieke Lucas Rijneveld

Esta entrada fue publicada en Actualidad literaria, Literatura y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s