Cuaderno de poemas. “La muchacha de Budapest”. Henri Michaux

Tomé sitio en la cálida bruma
del aliento de una muchacha.
Me fui, no abandoné mi lugar.
Sus brazos no pesan nada.
Se los encuentra como el agua.
Lo marchito se esfuma en su presencia.
Sólo sus ojos permanecen.
Largas y hermosas hierbas,
largas y hermosas flores
crecían en nuestro campo.
Ligero obstáculo en mi pecho,
cómo te apoyas ahora.
Ta apoyas tanto,
ahora que ya no estás.

Henri Michaux
Esta entrada fue publicada en Colección de textos literarios o no y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s