Reflexión literaria. José Emilio Pacheco

No hay posteridad. Un libro nace de su momento y se escribe para él. Después sobreviene una infinita serie de malentendidos. Ejemplo extremo: Jonathan Swift. Hizo en ‘Gulliver’ la más amarga invectiva contra el género humano y hoy es un autor para niños.

José Emilio Pacheco

Esta entrada fue publicada en El oficio de creador, Reflexión y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s