El lector. Percival Everet

Considero que mi obra no existe hasta que alguien la lee y completa el círculo. La experiencia, el contexto, el tiempo de cada cual, son determinantes. El autor deja de tener el control sobre lo que quiere decir porque el significado de lo que expresa siempre se lo acaba dando el receptor. Puede que algo tenga un gran significado para el que escribe, pero no para el que lee...”

Percival Everett
Esta entrada fue publicada en El oficio de creador, El oficio de lector y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s