Mijaíl Bajtin, inveterado fumador de cigarrillos

Nació en Oriol en 1895 y murió en Moscú en 1975, oliendo a maestro de semiótica y a incurable fumador. En 1929, recluido por razones políticas en una desolada prisión de Kazajistán, acabó por quedarse sin los papelillos que utilizaba para liar el tabaco y hacerse los cigarrillos, por lo que, en primer lugar, tuvo que fumarse una Biblia y después, desesperado o feliz, reducir a humo todos sus cuadernos con los apuntes para su magistral ensayo sobre Dostoievski.

Eugenio Baroncelli. Doscientas sesenta y siete vidas en dos o tres gestos

Eugenio Baroncelli. Doscientas sesenta y siete vidas en dos o tres gestos

Esta entrada fue publicada en Historia de la literatura y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s