Max Jacob. Consejos a un joven poeta, 16

Acuérdese siempre de esta frase:

Al final de toda carrera hay «un milagro de trabajo».

Y trabajo quiere decir soledad.

La cuestión de estilo.

«El estilo es el hombre mismo», afirma Buffon (Conde Buffon (1707-1788), naturalista, botánico, matemático y biólogo), lo que quiere decir: lo más profundo que hay en el corazón y en la sangre del hombre.

Se debe escribir con lo que en el hombre es inalterable; ahí está la originalidad (el origen), la originalidad no buscada, sino natural, del hombre mismo.

[…] Lo que importa es modelar la idea con palabras, un sentimiento con una sintaxis. Ponerse ante el objeto y esperar a que llegue el epíteto que lo describa.

En el colegio me enseñaron lo siguiente:

1º.- dividir el tema en parágrafos, reservando lo más importante para el centro y bajando progresivamente hacia el final.

2º.- un parágrafo desarrolla el tema y lo concluye de modo que vuelve a la primera frase bajo otra forma.

No me burlo de esta enseñanza; pese a todas las elucubraciones, ahí es donde hay que volver…

Max Jacob 2

Max Jacob. Consejos a un joven poeta 

Esta entrada fue publicada en Didáctica literaria, El oficio de creador y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Max Jacob. Consejos a un joven poeta, 16

  1. Reblogueó esto en La Materialización Mundana de las Palabras.y comentado:
    Consejos a un joven poeta.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s