Después del discurso

Después del discurso, las palabras acceden
Al silencio. Solo mediante la forma, la estructura,
Pueden las palabras o la música entrar
En la quietud, como un jarrón chino permanece
moviéndose perpetuamente en su quietud.

T.S.Eliot   T. S. Eliot

(A través de “Isaías Garde”)

Esta entrada fue publicada en Colección de textos literarios o no y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s