El objetivo de todo artista. William Faulkner

El objetivo de todo artista es detener el movimiento por medios artificiales -que es otra forma de decir «detener la vida»—y fijarlo de tal forma que cien años después, cuando un extraño mire su obra, ésta se ponga otra vez en movimiento, puesto que es una porción de vida. Dado que el hombre es mortal, la única inmortalidad posible para él es dejar tras de sí algo que sea inmortal por el hecho de que siempre podrá ponerse en movimiento. Esa es la forma que elige el artista de escribir «Fulanito estuvo aquí» en la pared del último e irrevocable olvido en el que todos caeremos algún día.

(“The Paris Review”. Entrevistas (1953-1983)

William Faulkner
Esta entrada fue publicada en El oficio de creador y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s