La novela y sus personajes. Georges Simenon

Vivimos en una época en que los escritores carecen de barreras a su alrededor y pueden presentar a los personajes como se les antoje. Puedes escribir un bonito relato sobre los primeros diez meses de una pareja de amantes, como se hacía en la literatura de antaño. Puedes optar por contar también cuando empiezan a aburrirse, eso era lo que hacían a finales del siglo pasado. Pero cabe ir todavía más allá: el hombre tiene cincuenta años y trata de tener otra vida, la mujer se pone celosa y hay hijos de por medio. Ahora estamos en este tercer relato. No nos detenemos cuando se casan, no nos detenemos cuando empiezan a aburrirse, vamos hasta el final.

Georges Simenon

Esta entrada fue publicada en Sin categoria. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s