Ninguna obra puede aspirar a no envejecer. José Emilio Pacheco

Ninguna obra, como ningún ser viviente, puede aspirar a no envejecer y a que no la superen. Tiene el lenguaje, el gusto, la visión y aún los prejuicios y errores de una época. Inevitablemente pasará junto con ella. Pero si es una “obra maestra” enseñará, será un ejemplo de lo que debe hacerse no como repetición de lo irrepetible sino con otros temas, otros medios, otras intenciones.

José Emilio Pacheco
Esta entrada fue publicada en Teoría literaria y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s