Antonio Gamoneda, la poesía

[…] del poeta se esperan siempre magnificaciones o cosas así, que sean grandes o deslumbrantes; que tengan una dimensión de impresionar. Concretamente si el poeta lo único que comunica es su pequeña experiencia inmediata, es decir, el mundo de cada día, el mundo como es con todo su vacío y con todas sus incógnitas.

 

Hay tantos libros como lecturas. Esa es la gran polisemia de la poesía. Eso no está preparado como tal por el poeta, como un proyecto sabido. Sucede y esa es la gran riqueza del lenguaje desconocido o hasta que se manifiesta. Y por eso lo que dirime si hay poesía o no hay poesía, si hay poeta o no hay poeta es el lenguaje.

 

[…] el lenguaje poético hace realidad lo que no es posible en términos exteriores a ese lenguaje, pero es realidad porque crea imágenes y presencias intelectuales de esa realidad. Y esa es la lectura de la poesía.

 

Antonio Gamoneda

Antonio Gamoneda

Esta entrada fue publicada en El oficio de creador, Teoría literaria y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s