Mi cenicero

“El hombre es una colilla y la vida un cenicero”. Esta imagen rotunda, claramente perfilada, la compartía Julio Ramón Ribeyro, muy buen escritor y fumador empedernido, que una tarde salió al balcón de su piso de París, y al ver a sus pies la plaza ocupada la multitud ruidosa de una manifestación preguntó:

-Qué hace toda esa gente en mi cenicero?

I. Vidal-Folch

Esta entrada fue publicada en Sociedad del arte y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s