Archivo de la etiqueta: Mandelstam

Frustración tardía

El lingüista Jaspersen, hombre sumamente ingenioso, cansado de oír discusiones sobre el modo de diferenciar las partes de la oración, dijo: “El pueblo sabe diferenciar el sustantivo del verbo igual que el perro distingue el pan del barro“- Nadiezhda Mandelstam … Seguir leyendo

Publicado en Colección de textos literarios o no | Etiquetado , | Deja un comentario

Testimonios

En el cajón de la memoria … y yo por las noches corría por el enorme taller (donde trabajaba Nadiezhda) y cuidando de las máquinas murmuraba versos. Debía recordar todos los poemas (de Mandelstam) porque los papeles podían ser requisados … Seguir leyendo

Publicado en El oficio de lector, Lecturas | Etiquetado | Deja un comentario

Técnicas poéticas

Mandelstam sentía siempre la necesidad de moverse cuando componía versos. Se paseaba por la habitación de arriba abajo…corría constantemente al patio, al jardín, al bulevar, vagaba por las calles. En cualquier poema de Mandelstam destaca siempre un verso que es … Seguir leyendo

Publicado en El oficio de creador | Etiquetado , | Deja un comentario

El libro

Este libro es una bella historia de amor, así como una interrogación sobre el significado de lo humano, escrito además con una brillantez literaria excepcional. Tras su primera detención en 1934, el poeta Ósip Mandelstam, uno de los mayores del … Seguir leyendo

Publicado en El oficio de lector, Lecturas | Etiquetado | Deja un comentario

Nacimiento de la poesía

Cuentan muchos poetas que la poesía nace del siguiente modo – lo dice tanto Ajmátova en el “Poema sin héroe, como Mandelstam-: Suena en sus oídos una frase musical insistente, al principio inconcreta y luego precisa, pero todavía sin palabras. … Seguir leyendo

Publicado en El oficio de creador | Etiquetado , , | Deja un comentario

Ser feliz

  El poeta Mandelstam dirigiéndose a su mujer Nadiezhda: ¿Por qué  se te ha metido en la cabeza que debes ser feliz?

Publicado en El oficio de lector, Lecturas | Etiquetado | Deja un comentario

Amor a Stalin

  Mis niños -decía Zidaida Nikoláievna, la esposa de Pasternak – quieren a Stalin más que a nadie, y luego a mí.  

Publicado en El oficio de lector, Lecturas | Etiquetado , , | Deja un comentario