El trabajo y la poesía. T. S. Eliot

P.: Piensa usted que lo preferible para un poeta sería no trabajar y dedicarse sólo a escribir y a leer?

R.: No, creo que eso sería… Pero nuevamente sólo cabe hablar de uno mismo. Es muy peligroso proponer un camino óptimo para todo el mundo, pero estoy bastante convencido de que si yo empezara a ser independiente económicamente, si no tuviera que molestarme en ganarme la vida y pudiera dedicarme exclusivamente a la poesía, eso tendría un efecto nefasto en mí.

P.: ¿Por qué?

R.: Pues porque creo que me ha resultado muy útil ejercer otras actividades, como trabajar en un banco o incluso ser editor. Y creo también que el hecho de no disponer de todo el tiempo que querría me obliga a concentrarme. Quiero decir que me ha impedido escribir demasiado. Por lo general, el peligro de no tener nada más que hacer es que uno se ponga a escribir demasiado en vez de concentrarse en una producción más pequeña y perfeccionarla. Al menos ése sería el peligro para mí.

T. S. Eliot
Esta entrada fue publicada en El oficio de creador y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s