Casadas con el trabajo sucio de los escritores

Nada de esposas. Fueron editoras, traductoras, asistentes, chófers, mecanógrafas, psicólogas, madres, amas de casa y cómplices del proceso creativo. Pero sólo se les recuerda a ellos: Juan Ramón Jiménez, Hermann Hesse, Nabokov, Tolstói y Dostoievski.

Origen: Casadas con el trabajo sucio de los escritores

Esta entrada fue publicada en Historia de la literatura y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s