Lector

Ningún buen libro está terminado de hacer. Un libro es un objeto muerto, que sólo revive en el instante en que un lector se sumerge en él, interviene y lo hace suyo. Si no hay lector, no hay resurrección, no hay milagro. La literatura no es un monólogo, sino un diálogo. Un secreto compartido entre dos intimidades.

Eloy TizónEloy Tizón

Esta entrada fue publicada en El oficio de lector y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s